Síguenos en Facebook  |  Contacto Soporte t. +52 (442) 183 6953 y 54 / +52 (442) 229 0976

Noticias UVAE

SIETE TIPS PARA PAPÁS DE UN UNIVERSITARIO

Por: Psic. Ma. Guadalupe Ramírez Martínez :: 20 Jul 2015

SIETE TIPS PARA PAPÁS DE UN UNIVERSITARIO

Si ya has pasado por una situación similar con otro de tus hijos, entonces ya sabrás a lo que me refiero, pero nunca está demás que la lectura de este artículo te pueda servir.

1.       Apoyarlo en su decisión profesional. A pesar de los pesares, sí pero después de una adecuada toma de decisiones, revisar los pros y los contras. Siempre animarlo y motivarlo, que independientemente de la carrera que él quiera estudiar, sabrá que siempre contará con tu apoyo y cariño. Que no sienta que tu afecto cesó al momento de elegir una profesión.

 

2.       Elección de universidad. El equilibrio perfecto está no en escogerle la universidad a tu hijo, sino que él investigue, vaya a las diferentes opciones y en base a la información que recabe, sentarte junto con él para analizar las universidades y en conjunta puedan tomar una decisión, sobre todo si lo vas a apoyar en el pago de las colegiaturas.

 

 

3.       Tu hijo no sólo es universitario, sino por lo general al entrar a la universidad recién cumplieron o cumplirán la mayoría de edad, por lo que ya será oficialmente un ciudadano con obligaciones y derechos. Si no manejaba antes tal vez ahora quiera sacar su licencia de manejo por ejemplo. No puedes perder de vista que si cuando entró a la adolescencia ya no quería ser tratado como niño, ahora mucho menos. Querrá tal vez más libertades, dale la confianza en base a sus actitudes y resultados.

 

4.       Además toma en cuenta de que su personalidad cambiará un poco, no sólo como adulto que es (o en proceso) sino en sus emociones y en la manera de demostrar afecto. Que esté “grande” no significa que no quiera ser “apapachado” de vez en cuando o de recibir palabras de aliento, de motivación. Tal vez bastase con un ¿Cómo te fue hoy? Para iniciar una amena charla.

 

5.       Los hábitos de estudio. Considera que también estos cambiarán, por ejemplo si antes no los tenía, ahora él tendrá que organizarse de tal manera de tener su propio espacio para estudiar, dónde poner sus libros o adquirir un nuevo equipo de cómputo para las necesidades que su carrera le demande. Si bien, él es responsable al 100% de esto, tú puedes ayudarlo en darle las facilidades de tener o adaptar en casa un espacio para él donde pueda realizar de manera cómoda sus proyectos escolares. Además debes considerar que ahora las responsabilidades escolares también son más pesadas, por lo que ten paciencia si ves que duerme tarde o a veces no dormirá por estar realizando tareas. Él sabrá cómo administrar sus tiempos.

 

6.       Se ausentará más que antes, a veces por compromisos sociales pero también muchas otras veces por compromisos escolares. Considera que ya no lo verás tanto, por lo que no te la pases reprochándole que nunca está en casa, tú sabes cómo pasó su adolescencia y el temperamento que tiene, por lo que sabrás la manera adecuada de abordar el tema de las ausencias en casa, siempre resaltando los valores que hay en tu casa, sobre todo si él sigue viviendo contigo, pues no todos abandonan el “nido” en cuanto entran a la universidad. Dialoguen, no discutan y propongan ambas partes soluciones.

 

7.       Aprovecha los momentos que pases con él al máximo. Esto viene en relación con el punto anterior, porque los tiempos por supuesto se verán afectados; seguramente tú seguirás trabajando o en otras actividades, por lo que no dejes de hacer lo tuyo, ni con tu pareja, mucho menos descartes de la lista a tus otros hijos (si este fuera el caso). Él, tu hijo, tiene su vida, pero tú tienes la tuya y tiene que seguir fluyendo. Aprovecha entonces, el fin de semana, domingo, esa comida entre semana en que coincidieron, esa salida espontánea al cine. Platica con él, conversa todo lo que puedas, pregúntale sobre sus actividades en la escuela, sobre su proyecto de vida, qué planes tiene; que él sepa que te eres muy importante en tu vida. Hazle saber lo orgulloso que te sientes de él.

 

 

Podríamos agregar otros tips pero recuerda que estos son los puntos básicos que no debes olvidar para que el comienzo, intermedio y salida de la universidad de tu hijo. Son nuevas experiencias y para ningún padre ni para ningún hijo es igual, de cualquier forma espero te hayan servido estas sugerencias. 

Noticias Publicadas