Síguenos en Facebook  |  Contacto Soporte t. +52 (442) 183 6953 y 54 / +52 (442) 229 0976

Noticias UVAE

FAMILIA + ESCUELA = EDUCACIÓN

Por: Lic. Psic. Yessica Y Aragón Hernández :: 20 Aug 2015

FAMILIA + ESCUELA = EDUCACIÓN

“La dinámica social y la situación económica ha llevado a que ambos padres sean productivos y la mujer salga a buscar trabajo” es otro argumento que suena mucho y la realidad es que los hijos, en cuanto a educación, han pasado a recibir casi todo de personas ajenas a sus padres, por ello se ha buscado que todos los responsables del ámbito educativo sean profesionales, no solo de su área (física, química, literatura, etc.) sino en el arte de educar, en el manejo de competencias, en fin, que sean capaces de usar todo tipo de herramientas con los alumnos que se puedan traducir en una buena educación.

 

Sin embargo la realidad es que pese a los esfuerzos que las instituciones hacen y proponen para garantizar la educación integral de los alumnos, esta no se puede alcanzar si no cuentan con el apoyo, respaldo y compromiso de los padres de familia. Así mismo los padres por sí solos no pueden proporcionar todas las herramientas sociales para insertarse a esta.

Es necesario buscar formas de relación entre familias e instituciones educativas que permitan la fluidez de información, estrategias de colaboración que lleven a una formación y educación exitosa.

Para ello, como padres, es importante considerar el entorno social cambiante, pero no dejarse influir en el “no se puede”, “la dinámica social no lo permite” o que la multiplicidad de opciones los inhabilite y que no se haga nada. Como padres de familia son responsables de la dirección de los hijos, no de su elección o de su destino, sino de proporcionar las herramientas que posibiliten enfocar sus esfuerzos, pues la escuela se encargará de desarrollar sus habilidades, a los padres les toca encaminar sus aptitudes para que las aprovechen en la escuela.

Actualmente los hijos se han tenido que hacer responsables de su propia dirección, pero sin una guía que los oriente, los fracasos se multiplican. Somos una sociedad y citando a  Bernardo de Chartres “Somos como enanos a los hombros de gigantes. Podemos ver más, y más lejos que ellos, no por alguna distinción física nuestra, sino porque somos levantados por su gran altura”, es la experiencia de otros que han estado antes que nosotros y antes que los jóvenes lo que permite no errar en lo mismo.

Por mucho que le escuela quiera proponer y desarrollar una plataforma que eleve más y más a la sociedad, sin la base familiar que refuerce y promueva su uso, estos esfuerzos solo se darán a medias.

En la convivencia familiar la cantidad no es lo único importante, sino la presencia y la constancia en los momentos que se comparte con los hijos. Además es saludable que haya recesos del trabajo, pues pensar solamente en lo laboral no solo cansa, también desgasta a la persona. Además cumplir con las responsabilidades de padre, se puede evitar ver como una carga, también es una forma de recrearte y descansar, pues lo sustancial de la vida familiar es compartir.

Es vital retomar el papel de los padres en la sociedad y no solo exaltar el papel del educador, y no por demeritar su labor, pero al final del día el maestro no está con los alumnos todo el tiempo y su autoridad termina cuando la clase acaba, en cambio el papel del padre también está presente durante la clase en el aula.

 

Fuente: Familia, Escuela y Sociedad. S. Torío 2004 España

Noticias Publicadas