Síguenos en Facebook  |  Contacto Soporte t. +52 (442) 183 6953 y 54 / +52 (442) 229 0976

Noticias UVAE

Límites ->Acciones

Por: Lic. Psic. Yessica Y Aragón Hernández :: 04 Dec 2015

Límites ->Acciones

Y para mantener una sana convivencia es que existen las normas, las reglas y la disciplina, ya que promueven, precisamente, que una persona aprenda a regularse y sea perfectamente afín a cualquier dinámica social en la cual se vea inmerso.

Una realidad es que nadie hace aquello que no ha visto o experimentado y viceversa, replicamos lo que hemos visto que nos llama la atención, como es el caso de las modas, por ello una base principal para poder establecer reglas dentro de una casa, una familia o un grupo, son los valores. Y he aquí algunos tips para poder evaluar la forma de llevar las reglas de casa y de ser necesario establecer algunas más:

SE  OBJETIVO: Da indicaciones claras y precisas con frases cortas y en afirmativo. (“no tires la ropa al suelo” mejor “Pon la ropa en el canasto”).

DA OPCIONES: Las opciones son buenas para aprender a elegir y crear criterios (“si quieres salir debes limpiar el jardín o recoger el patio”).

SE FIRME: Se asertivo, da la indicación con seguridad, sin gritos, y un gesto serio en el rostro es suficiente. De esta manera se asume seriedad.

DISTINGUE: Cuando al dar una orden se pone “Yo quiero”, se genera una lucha de poder personal y egos con nuestros hijos. (“Son las 12 bajen a almorzar”).

MENCIONA LOS POR QUÉS. Cuando das una indicación y mencionas el por qué, no das pie a discusiones. (“No tienes permiso, primero debes terminar tu tarea).

SUGIERE ALTERNATIVAS. Promueven la tolerancia a la frustración y fomenta un ambiente positivo. (”Este sábado no puedes salir, pero el viernes o el próximo sábado es posible”).

SE FIRME. Las reglas pueden ser flexibles pero procura firmeza una vez explicado de lo contrario confunden. (La hora de llegada es a las 9 o a las 10 si yo paso por ti.)

LO QUE ESTA MAL ES LA CONDUCTA NO TU HIJO. Deja claro a tus hijos que rechazas su comportamiento y no a ellos, así promueven un clima de confianza.

CONTROLA TUS EMOCIONES. Debes evitar que tus emociones se salgan de control, si estás muy enojada, piensa, respira y luego corrige.

Finalmente “Educar a un niño es como sostener en la mano un jabón.  Si aprietas mucho sale disparado, si lo sujetas con indecisión se te escurre entre los dedos, una presión suave pero firme lo mantiene sujeto”. Así si llega a sentirse mal, será seguro que acuda a ti en busca de ayuda y estabilidad.

Noticias Publicadas